Entradas

Estudiar la literatura en 1º y 2º de ESO nos permite trabajar diferentes géneros y subgéneros literarios y, en consecuencia, fomentar la creatividad si no nos limitamos únicamente a explicar una serie de características y a leer un ejemplo y contestar a unas preguntas sobre un texto. Si le echamos un poco de tiempo, los chicos pueden escribir y, casi siempre, escribir muy bien.
En esta ocasión, a partir del estudio de la leyenda, propusimos una nueva actividad de creación literaria. Los alumnos debían pensar en un lugar cercano a ellos, un bosque, una cueva, una fuente… algún lugar real que pudiera ser motivo de misterio, que pudiera estar rodeado de un halo mágico, ya fuera cierta su fama o no. Luego, tenían dos posibilidades: recrear una leyenda ya existente y contarla con sus propias palabras o inventar una que explicara el origen de ese misterio o, incluso, el origen de su actual nombre. Para ello, debían incluir en su historia algún hecho mágico, sobrenatural, misterioso, o algún personaje de nuestra mitología asturiana.
Y, para añadirle un toque más divertido, hemos usado una herramienta de la que ya he hablado en alguna otra ocasión: Tikatok. El storytelling digital multiplica las posibilidades y hace más atractivo el proceso de escritura. Tikatok es una herramienta muy sencilla y sus resultados, muy visuales. La única pega es que, de la noche a la mañana, han eliminado la posibilidad de obtener el código de incrustación, por lo que hemos tenido que hacer otra cosa: descargar cada leyenda en la versión de prueba en PDF; luego, para unir los diferentes documentos, he usado una herramienta on-line muy, muy útil: IlovePDF, que nos permite separar  y unir documentos en PDF y descargar el archivo resultante, todo gratuito y sin necesidad de registro.
Por último, aquí están los resultados: ¿qué leyendas son inventadas y cuáles versiones de una ya existente?

En nuestras clases de 1º y 2º de ESO, hemos celebrado el Día del Libro con una serie de actividades que se han ido desarrollando a lo largo de las clases durante toda la semana. No he querido concentrar todas en un sólo día, ya que me parece más fructífero ofrecer el protagonismo a los libros y la lectura todos los días y, además, no me gustan demasiado las celebraciones impuestas y puntuales.
El caso es que el lunes, mismo día 23, ocupé la mitad de la clase de 1º para proyectar algunos vídeos con los libros como protagonistas. The fantastic flying books of Mr. Morris Lessmore me parece un corto delicioso. También aprovechamos para explicar otras dos actividades que se han deasarrollado durante toda la semana y que explico al final de este post.
Durante el resto de la semana, hemos alternado las clases “normales” con la lectura, pero no una lectura cualquiera, sino la lectura de sus propias creaciones: la antología de poemas en 2º y que he expuesto en la entrada anterior y algunos mitos escritos por mis alumnos de 1º y que explicaré en una entrada posterior. Es decir, les hemos dado protagonismo a las creaciones de los alumnos y han tenido la oportunidad de leer las de los compañeros. A mí me ha encantado y a la mayoría de mis alumnos (los que habían completado el trabajo) también.
Por último y como colofón a la semana, hemos visto los resultados finales de las dos actividades colaborativas voluntarias que se han desarrollado:
  • Lecturas de nuestra vida en Popplet: Se trataba de que los alumnos presentaran algunas lecturas que hubieran sido importantes para ellos a lo largo de su vida y explicaran por qué habían sido o aún eran importantes.
  • Cuento colectivo con Tikatok: con una misma clave y una misma contraseña, los alumnos debían continuar una historia y debían rellenar una página del cuento. Como se puede comprobar, cada uno le ha proporcionado su estilo y, aunque la historia se ha embrollado un poco, el resultado ha sido muy bueno por la participación y el interés con el que se lo han tomado. El viernes hemos intentado escribir un final entre todos, pero ha sido imposible así que, de momento, sigue abierto. Es posible que usemos varios finales alternativos que algunos alumnos han propuesto.

Desgraciadamente, no se pueden mostrar los resultados del cuento colectivo ya que, como ocurre en algunas ocasiones, la herramienta dejó de funcionar como lo estaba haciendo hasta el momento.

Lo que realmente me ha animado es que a mis compis de departamento les han gustado las actividades y van a utilizar las herramientas. De hecho, vamos a comenzar otro libro colectivo pero, en esta ocasión, abierto a muchos más alumnos del centro. Esperemos a los chicos les enganche y salga bien. Gracias a Fini y Cristina por tener la paciencia de escucharme.