Entradas

Es bien conocido que este año se celebra de bicentenario del nacimiento de Charles Dickens y mis alumnos de 1º de ESO y yo no hemos querido dejar escapar la oportunidad para leer alguna obra representativa del autor inglés. La elegida ha sido Oliver Twist. En este caso, la lectura en clase ha sido posible gracias a las estupendas versiones adaptadas que elaboran editoriales como Vicens-Vives. Quizá muchos estarán en contra de este tipo de versiones, pero es un magífica solución para acercar los clásicos a los primeros cursos de la ESO.
El caso es que hemos disfrutado de su lectura durante bastantes sesiones entre la primera y la segunda evaluación, hemos comentado cada capítulo, la impresión general de la novela… Pero no hemos querido detenernos ahí, hemos dado un paso más buscando que todo nuestro disfrute lector se reflejara en unas actividades con una dimensión pública y que pudiéramos recordar esta lectura pasado el tiempo, tal como habíamos hecho con el Proyecto Laura Gallego.
Así pues, hemos vuelto a realizar actividades en esa misma línea. Hemos mantenido la líneas del tiempo, los glogs, los powerpoint y hemos añadido otra herramienta genial para usar en el storytelling: Photopeach.
A continuación, dejo una selección de los trabajos. Para ver las actividades completas de los chicos de 1º A y B del IES de Candás podéis pinchar aquí y aquí. 
Líneas del tiempo sobre la vida y obra de Charles Dickens

Mi escena favorita en Photopeach

Glogs sobre Charles Dickens

Presentaciones sobre Oliver Twist

La conclusión de esta serie de tareas es que resultan positivas por muchas razones. Positivas en cuanto a la dinamización lectora y grupal (se produce interacción entre los miembros del grupo y, hasta los alumnos más pasivos terminan haciendo algo), en cuanto a la motivación que supone el uso de las nuevas tecnologías y, por supuesto, investigan, reflexionan y escriben que son los objetivos principales a la hora de desarrollar las actividades. Aún así, siempre me había resultado difícil la evaluación de las mismas. Y creo que, al fin, he dado con una solución que, al menos para mí, resulta bastante satisfactoria: la observación durante las sesiones, la revisión los resultados finales y el uso de una rúbrica  pueden ofrecer una evaluación que se ajusta bastante a la realidad del trabajo del aula. Os dejo la que yo he utilizado en esta ocasión.

El estudio del género lírico puede resultar arduo para los alumnos y alumnas de primer ciclo de ESO. Leer poemas con un lenguaje muy diferente al que están acostumbrados a usar, tener que encontrar en frío una serie de recursos literarios, medir de forma mecánica versos y aprenderse las características de una serie interminable de estrofas puede resultar poco atractivo.
Y como creo que la mejor manera de aprender es aprender haciendo, nos hemos convertido en poetas por unos días, hemos aprendido a jugar con las palabras, hemos visto cómo se iba construyendo el poema, poco a poco, iba tomando forma, se iba esculpiendo en el papel. Y he comprobado de nuevo, no sin cierta satisfacción, la candidez de los alumnos de 1º de ESO reflejada en sus escritos. Así que hemos repetido la actividad realizada el año pasado con otro 1º de ESO, aunque con un aliciente nuevo: hemos grabado sus propias composiciones y las hemos expuesto en dos glogs.
Y, aunque el aspecto lúdico era importante, también había que cumplir una serie de requisitos, pues se trata de una actividad evaluable. Por eso, preparé unas instrucciones y unos criterios de evaluación (que han cumplido en mayor o menor medida), ya que el objetivo final era afianzar sus conocimientos sobre el género lírico.
Dejo a continuación las instrucciones, las odas en Photopech y los audios en Glogster.

Las odas de 1º A y 1º B en Photopeach
Odas de nuestro entorno. Odas de 1º A del IES de Candás on PhotoPeach
Odas de nuestro entorno. Odas de 1º B del IES de Candás on PhotoPeach

Las odas recitadas en sendos glogs. Que las disfrutéis.

He llegado a mi nuevo centro justo al comienzo de la segunda evaluación y aún estoy en la fase de implantación de métodos de trabajo, que siempre suponen cambio para los chicos. El cambio en el desarrollo de las clases 1.0 no supone un problema, pero las clases 2.0 son otra historia, sobre todo en el plano organizativo y disciplinar, ya que los chicos no acostumbraban a llevarlas a cabo y tienden a pensar que se trata de una actividad sólo lúdica (aún más cuando los chicos de 1º de ESO tiene sus propios portátiles, en este caso guardados en sus respectivos armarios). El caso es que debemos aprovechar esa predisposición para procurar que trabajen con más ganas y esfuerzo, en lugar de que se convierta en un hecho negativo. Por ello, hay que dejar bien claras unas normas que deben ser aún más estrictas en las clases con portátiles. Por ello, todos saben que deben cumplir cuatro normas que está absolutamente prohibido infringir:
  1. Los delegados y dos compañeros más que rotarán en cada clase serán los únicos encargados de transportar los portátiles.
  2. Se debe prestar una atención exclusiva a las instrucciones que dará el profesor.
  3. Está prohibido acceder a páginas que no hayan sido indicadas por el profesor.
  4. Si hay algún problema técnico o de otra índole, se levantará la mano y se esperará con paciencia a ser atendido.
De esta manera, hemos empezado el uso de las Tic en esta evaluación con dos «chuches» que perseguían los siguientes objetivos:
  1. Entrenar una metodología de trabajo en el uso de las Tic, intentando integrarlas en el desarrollo habitual de las clases.
  2. Comprobar la competencia informática de los chicos (aunque estas herramientas son muy sencillas en su manejo). 
  3. «Enganchar» a algunos a la materia. 
  4. Apoyar y hacer más atractiva la redacción de notas y avisos.

    Los últimos días de clase antes de las vacaciones de Navidad resultan… “diferentes”. En muchas ocasiones, se convierten en sesiones de cine sin apenas planificación, en idas a las aulas de informática con el único resultado de que los chicos accedan a su cuenta de Tuenti.
    Este año, en 1º de ESO, he optado por una actividad que intentaba relacionar la utilidad, la creatividad y las fechas navideñas. En las últimas tres sesiones del año, me he propuesto que los chicos fomentasen su creatividad, trabajasen en equipo y aprendieran a manejar Google docs como herramienta colaborativa. De esta manera, a través de una actividad de creación (que también ha resultado lúdica), han aprendido que en la red existen aplicaciones útiles y gratuitas que les servirán no solo para realizar una actividad concreta, sino en cualquier trabajo grupal, para cualquier asignatura en cualquier curso. 
    En cuanto al producto final, hay que tener en cuenta que han utilizado una sesión para aprender el manejo básico de las presentaciones de Goggle docs y compartir el documento entre los miembros del grupo y solo dos para crear el mini cuento, revisarlo colaborativamente, adornarlo…
    Este año he tenido la suerte de «caer» en un centro que se ha tomado en serio el programa Escuela 2.0. Han acondicionado las aulas de 1º de ESO con un ordenador y un proyector y cada chaval cuenta con un netbook en usufructo. Se podría cuestionar el coste de todo esto, los problemas de mantenimiento… pero, realmente es una gozada poder trabajar de esta manera, ideando actividades más motivadoras, fomentando el aprender a aprender, el trabajo en equipo, introduciendo las NNTT. Yo me lo paso bien, ellos no se aburren tanto. Eso sí, siempre digo que la virtud está en el justo medio y el uso continuado de las Tic puede llegar a producir el mismo hastío y desmotivación que la enseñanza tradicional. 
    El caso es que, actividades varias aparte, con mi grupo de 1º C hemos llevado a cabo un proyecto que aúna la investigación, la creatividad, las Tic y la lectura, ya que esta evaluación hemos leído El valle de los lobos, de Laura Gallego. La secuencia ha sido como sigue: 
    • Les he explicado muy por encima en qué iban a consistir las actividades del proyecto. 
    • Nos hemos dividido en grupos y hemos repartido las tareas. 
    • Hemos leído las instrucciones que tenían en su blog
    • La primera sesión consistió en aprender el manejo básico de las herramientas. En una página de su blog tenían tutoriales.
    • Por último, se han puesto a trabajar repartiendo roles y avanzando poco a poco.
    • Finalmente, cada grupo ha presentado al resto el resultado de su trabajo.
    La idea sería que, en las próximas evaluaciones, pudiéramos realizar proyectos similares para las lecturas propuestas rotando grupos y actividades para que todos aprendieran a manejar las herramientas. También nos hemos propuesto hacer que la propia Laura se acerque a sus trabajos. A ver si lo conseguimos.
    A continuación, dejo solo una muestra del resultado final. Aquí, están todos los trabajos realizados.

    Líneas del tiempo

    Dos grupos han realizado sendas líneas temporales. Una de ellas muestra la vida de Laura Gallego y su obra; la otra es una línea temporal de la vida de Dana, protagonista de El valle de los lobos. Como muestra, la primera de ellas.


    Vídeos promocionales
    Y, como todo buen libro que se precie necesita un vídeo de promoción, otro de los grupos, los publicistas, han creado dos tráilers. Dejo este de muestra.

    Presentación sobre la vida y obra de Laura Gallego

    Otro equipo de documentalistas se ha encargado de la presentación de su vida y sus obras más significativas, centrándose en El valle de los lobos.

    Vídeorrecomendaciones
    Algunos chicos han ido más allá y han querido grabar un vídeo recomendando la lectura. Además, hemos aprovechado para participar en el proyecto Kuentalibros. En este enlace se puede ver el artículo sobre la recomendación de Carlos y Antonio.

    Glogs

    También hemos creado glogs. En uno de ellos, se informa de manera artística sobre la obra de Laura Gallego y el otro de centra en la saga Las crónicas de la torre. A continuación, una muestra.

    La conclusión es que los chicos han trabajado en grupos, han investigado, han tratado la información, se lo han pasado bien, han visto resultados en su esfuerzo (se va a publicar una noticia en la página web del centro sobre este proyecto y lo han visto en su blog) y las clases se han desarrollado de forma excepcional. Y hay que recordar que son solo de 1º de ESO.
    La integración de las Tic en nuestras aulas es un espejismo, quizá una ilusión o más bien una utopía, una quimera, un imposible. Pero quizá, como Bécquer, muchos las necesitamos, creemos en ellas. Salvo casos excepcionales de centros en los que se hace un esfuerzo ímprobo que suele resultar infructuoso, cada profesor que quiere usarlas y ve en las Tic una posibilidad de mejora hace la guerra por su cuenta. Una muestra: cuando pedí la reserva una hora semanal en el aula de ordenadores, el jefe de estudios me espetó que le parecía excesivo para la asignatura de lengua. La mayoría que formamos parte del claustro tuitero y andamos revoloteando por la blogosfera  intuimos esto o lo sabemos a ciencia cierta (mi paso por centros de toda índole me lo ha demostrado).
    Mi última experiencia (hay muchas más) ha sido con dos grupos de alumnos de 3º de ESO. Como ya intuía lo que me iba a encontrar, elaboré un formulario inicial con una serie de preguntas relacionadas con el uso de las Tic, su grado de conocimiento, hábitos lectores… Las respuestas no me sorprendieron: en relación a treinta y dos alumnos, poco más del 10% tenía cuenta de correo de gmail, todos usaban el ordenador para conectarse a su red social favorita (Tuenti) y buscar información (por supuesto, en la Wikipedia), todos veían con buenos ojos usar las Tic en clase (no sabían lo que significaban las siglas) y todos coincidían en que no recordaban haber usado la sala de ordenadores en clase de lengua en los dos años que llevaban en el centro. A pesar de que me esperaba las respuestas, sí me sorprendió este último dato. Al día siguiente, quise indagar un poco más y al final les sonsaqué que, a lo mejor, habían ido una o dos veces e curso anterior a hacer algunos ejercicios (pues vaya con el uso innovador de las Tic). Y están en 3º de ESO.
    La comprobación final de su casi nulo desconocimiento sobre de las nuevas tecnologías se hizo visible cuando mi secuenciación del pequeño proyecto que había preparado se alargó sustancialmente. Usamos dos sesiones para crear cuentas de correo para todos y dos sesiones más de las previstas para terminar la secuencia didáctica cuyos resultados ofrezco a continuación. Se trata de una actividad con Photopeach (herramienta muy sencilla para empezar) mezcla de las realizadas por Estrella y Silvia Gongo.
    A pesar de las dificultades que se encontraron los chicos, todos los grupos (de dos alumnos) finalizaron la presentación, incluso aquellos cuya vagancia intrínseca les impedía agacharse a sacar el libro y cuaderno de la mochila. Es para, cuanto menos, reflexionar.

    Taller de creación de palabras on PhotoPeach

    Taller de creación de palabras. on PhotoPeach

    Yo creo que estamos en la obligación de hacer algo al respecto. Obligados en el sentido medieval. Aquellos que tenemos cierta experiencia en el uso de las Tic deberíamos difundirla, transmitirla. El otro día, en algún lugar de la red (soy muy despistado para saber dónde) surgió un propósito para este curso: todos nosotros deberíamos integrar a otro docente en el uso de las Tic. Me sumo. No hay que obligar, ni ser tecnólogos, ni ser pelmas o pensar que todo se soluciona con ir a la sala de ordenadores. Basta con mostrar (enseñé las actividades del curso pasado en el departamento y a la mayoría les picó el gusanillo, por algo se empieza).
    ¡INTEGREMOS LAS TIC! ¡AYUDEMOS A INTEGRARLAS!
    Procedencia de la infografía


    nygraffiticreator.com

    Se termina el curso y llega el momento de la inevitable reflexión. Reflexión que hago, casi de manera inconsciente, de mi trabajo en 1º de Bachillerato. Aparte de la poca carga de horas y lo inabarcable del temario que ya he comentado a propósito del “secuestro” de Cervantes en Prezi, no tengo más remedio que hacer autocrítica y hacerme varias preguntas: ante la apatía de muchos de mis alumnos, ¿he respondido adecuadamente?, ¿he echado suficientes broncas o me he pasado a veces?, ¿he sabido animarlos y estar pendiente de ellos de manera suficiente?, ¿he sido demasiado tibio en darles ánimos cuando realmente hacían las cosas bien? Por si acaso no he sabido hacerlo tan bien como yo hubiera querido (chicos, espero tener vuestras respuestas en breve), desde aquí quiero que sepáis que, aunque me he desesperado con muchos de vosotr@s, he sabido valorar vuestros esfuerzos (que, por otra parte, también podían haber sido más constantes). Es por eso que quiero rendir un pequeño homenaje a aquellos que habéis iniciado la experiencia bloggera este curso, o la habéis mantenido desde cursos anteriores. Me ha entusiasmado cómo habéis plasmado en vuestros espacios personales vuestras inquietudes personales y políticas, vuestras aficiones, vuestros gustos artísticos. Sin duda es una de las mayores satifacciones del curso para mí.
    Lucía, alumna del bachillerato artístico, acompaña sus estupendas fotografías con, como yo se los he calificado, “chispazos líricos” o reflexiones poéticas. (¡Por favor, deja de escribir los acentos al revés, que me pone de los nervios!).
    Julián Rubio es un apasionado de los aviones, algo que queda patente en su espacio web.

    Alejandro se inclina más por los asuntos políticos y cinéfilos. Me encanta comprobar que aún existen inquietudes y curiosidad entre nuestros alumnos.

    También querría citar a Lucía, Lorena, Jorge, Luisa, Eva… espero que continuéis con el blog, tratadlo como un pequeño espacio personal, cuidadlo, mimadlo, y escribid: la escritura es terapéutica.
    Este año los mitos nos están dando mucho juego. Esta vez, hemos aprovechado sus posibilidades en el grupo flexible de 2º de ESO y mis chicos (y chica) han hecho un buen trabajo. Con esta actividad hemos investigado sobre algunos mitos, hemos repasado los elementos de la narración y los hemos aplicado a los cómics. Para ello, los chicos han tenido que escribir una historia basada en un mito teniendo en cuenta que su fin último sería crear una secuencia de cómic (viñetas, bocadillos…); han tenido que realizar un pequeño guion gráfico para tener claro lo que debían contar en cada página y en cada viñeta, han tenido que trabajar en equipo y también han aprendido a manejar una nueva herramienta que merece la pena: Cómic Life. La única pega es que es de pago, pero tiene (como todo este tipo de programas) una versión de prueba de treinta días y es realmente asequible para cualquier centro. A través de la búsqueda de imágenes en la web se van creando las viñetas, se añaden bocadillos, efectos… Todo lo necesario para crear algo muy, muy aparente. Y a los chicos les motiva.
    Ahí dejo el resultado. Espero que os guste.
    Esta semana, en clase de 1º de ESO B, nos “hemos metido” con los mitos. Y como hemos venido haciendo últimamente, hemos previsto entre todos una secuencia de actividades encaminadas a una creación final: ¡la fusión heroica! Aquí os presentamos dicha secuencia y el resultado final: 

    • En primer lugar, hemos leído y comentado varios mitos metamórfico-genesíacos (el mito de Licaón, de Eco y Narciso, de Aracne) y algunos mitos heroicos (Orfeo y Eurídice, Atlante). 
    • A continuación, pusimos en común nuestros conocimientos sobre los héroes y fueron saliendo algunos nombres (Hércules, Aquiles, Teseo, Perseo y muchos más). También hemos meditado sobre cómo han evolucionado los mitos hasta la actualidad y el resultado son… los superhéroes de los cómics y películas actuales. Y también hemos hecho una lista. 
    • A partir de este material, hemos tenido que buscar información acerca de uno de esos héroes de la antigüedad y sobre un héroe moderno. En la información debían figurar: origen del héroe (familia, lugar de nacimiento…), habilidades y origen de las mismas (algunos héroes tienen poderes extraordinarios y otros habilidades más naturales), su personalidad, alguna historia protagonizada por ellos, enemigos más famosos… 
    • Dedicamos una sesión a la lectura de la información recabada y, así, todos conocimos un poco más profundamente a nuestros héroes preferidos. 
    • La siguiente sesión estuvo dedicada a aprender el manejo de una herramienta on-line que permite, de una forma muy completa y amena, la creación de nuestro propio héroe: http://www.ugo.com/games/superhero-generator-heromachine-classic La verdad es que fue muy divertido ver cómo cada personaje iba tomando forma. Además, como la herramienta no permite guardar la imagen ni exportarla, la cosa fue un poco más allá. Tuvimos que aprender a capturar la pantalla, pegar en Paint, recortar y pegar en Word. Así pues, la experiencia informática se enriqueció ante la dificultad. 
    • Finalmente, y ya en casa, individualmente o por parejas, había que crear un documento con nuestro héroe (fusión de los elegidos previamente) y que contuviera toda la información necesaria de todo héroe que se precie, a la manera de la que se había buscado con anterioridad: su nacimiento, su procedencia, sus padres (si los tiene), el origen de sus poderes, qué poderes tiene (si tiene alguno), su identidad secreta (si la tiene), su personalidad, los problemas que conlleva su condición de héroe, su peor enemigo, alguna aventura… 
    Así que, aquí está el resultado. Algunas fusiones tienen más trabajada la parte visual que la textual, pero el resultado, teniendo en cuenta el producto final y el desarrollo de la actividad, es positivo.
     ¡Atreveos a adivinar de qué dos héroes es fusión cada personaje! Las soluciones, al final del documento 

    Hace unos días, se publicaba en esta bitácora la segunda entrega de la campaña por unas lecturas sin exámenes (I, II). Ante la buena acogida que han tenido las ideas propuestas en estos posts anteriores (a tenor de la buena cantidad de profesores que las han apoyado con comentarios en los artículos y en twitter y de los blogs que han incorporado el logo creado por Meli) me sentía en la obligación de no detenerme simplemente en las buenas intenciones. Así pues, este post servirá para crear una pequeña antología de aquellas buenas prácticas de evaluación lectora que he leído en varios blogs y que demuestran que la campaña puede llevarse a cabo en la práctica y no solo quedarse en una cuestión utópica. Con un poco de imaginación, trabajo y ganas de fomentar la lectura, todos podemos aportar nuestro granito de arena para que nuestra labor sea un poco más útil. Así, como creo que de trabajo y ganas todos los profes vamos bien servidos, por si falla la imaginación (como al que suscribe), aquí dejo una selección de esas buenas prácticas, de experiencias de aula que seguro que funcionan y ayudan a que nuestros chicos no se enfrenten a las lecturas propuestas sabiendo que al final de las mismas les espera un examen. 

    • Lengüetazos literarios: desde su blog, Silvia nos abre el camino a través de varios consejos de actividades y nos ofrece enlaces para llevar a cabo cinco alternativas a las fichas de lectura. 
    • El Lazarillo redivivo, de (Re)paso de lengua, nos muestra cómo se puede aunar la lectura de una obra clásica con la entrevista y con… Tuenti. Una pasada. 
    • Estrella López, en su Timbre del recreo nos cuenta cómo evaluó la lectura de Abdel a través de una rueda de prensa protagonizada por el propio Abdel. Tras la experiencia, sus alumnos le pedían el examen porque se les iba a olvidar todo. No se dieron cuenta de que ya habían sido evaluados. 
    • En esta bitácora se ha utilizado un recurso muy útil y ya bastante usual últimamente: el podcast. La lectura, en este caso fue El beso del Sáhara, de Gonzalo Moure. 
    • Entre libros utiliza una herramienta on-line, Walwisher, para fabricar un panel colaborativo con opiniones personales acerca de la lectura No pasó nada, de Antonio Skármeta. 
    • A pie de aula nos describe toda una secuencia de lectura de Días de Reyes Magos, de Antonio Skármeta, que incluye un role-playing y una antología de citas comentadas. 
    • El umbral de la palabra opta por una vídeo-entrevista a D. Quijote que moderniza al personaje y lo acerca de una manera increíble a los chicos y chicas de 3º de ESO.
    Al hilo de esta selección, me gustaría lanzar otra propuesta sabiendo que seguro se me escapan muchas experiencias que podrían aportar ideas y ejemplos que podrían ser puestos en práctica por otros docentes: mi intención es crear un repositorio de experiencias. Para ello, se lanza desde aquí un llamamiento a todos los tuiteros para que aporten enlaces a buenas prácticas de evaluación lectora incluyendo el hashtag #lecturassinexamen. La idea es reunir todos los enlaces en una lista en el marcador social Diigo cuya dirección web se hará pública en este blog. También, por supuesto, se pueden incluir enlaces en los comentarios a esta entrada.
    #lecturassinexamen