Entradas

Aunque este curso 2015 ya no estoy en el CPEB Pola de Allande, aunque ya han pasado varios meses desde entonces, aunque últimamente no tengo muchas ganas de escribir, tenía pendiente una entrada en La bitácora sobre la Semana Cultural 2014 que ya había avanzado en este otro post. Se trataría de algo así como de un homenaje a un centro al que le tengo cariño y a todos los CPEB por extensión (centros de educación básica en los que conviven alumnos desde Infantil hasta 4º de ESO). 
En esa entrada, ya había defendido la sana necesidad de que todos los centros recuperen las jornadas culturales que, en muchos de ellos, se han perdido. Sí, ahora hay PLEI, hay muchas iniciativas geniales de profesores individuales o, en el mejor de los casos, a título departamental (evidentemente, me estoy refiriendo a centros de Secundaria). Pero, cuando se proponen actividades que implican a todo el centro, suele haber problemas: algunos profesores protestan porque se interrumpen o se suspenden sus clases (vamos, ni que fuéramos a desvelar el secreto de la felicidad eterna); en otras ocasiones, es el equipo directivo el que se encarga de evitar que se celebren “actividades molestas”. Puede que los alumnos lo pasen bien y no podemos permitir eso. Ya contaré (o mejor no) las peripecias del equipo del PLEI de este año con el que colaboro “por amor al arte” (o más bien a la profesión).
Quizá me está saliendo una entrada más ácida de lo que esperaba cuando me puse a escribir, pero no pretendo eso. Cambiemos el tono.
Volvamos a la Semana cultural. Durante los días de celebración, en torno a un tema que se decide a principio de curso, se palpa un ambiente festivo y ganas de ir al cole a disfrutar, sobre todo por parte de los alumnos. “Ojalá hiciéramos esto todos los meses”, confesaba una alumna mientras estábamos trabajando los guiones para el taller de televisión. “¿Y por qué no lo hacemos?”, pensaba yo para mis adentros. Sé que ya se está preparando la semana de este año que versará en torno al bosque como tema central y sé que saldrá muy bien de nuevo.
Para conmemorar la semana que yo he vivido y en la que he colaborado, he reunido en una sencilla web algunas de las actividades llevadas a cabo con el tema de los cuentos tradicionales. Os invito a pasear, aunque sea brevemente por sus páginas, sólo unos minutos, no hace falta más, pinchando en la imagen.

Y para terminar, quisiera hacer una mención  especial. Durante el curso pasado coordiné en el centro un grupo de trabajo en torno a las NNTT, con el uso del blog de aula como eje. Este año, ha tomado el relevo en estas lides una maestra muy ilusionada con sus blogs de aula y que está haciendo una labr estupenda. Se trata de Natalia y su Araña Tacatá. No dejéis de echar un vistazo por sus “redes” (las de la araña, digo).

En el CPEB de Pola de Allande aún existe la estupenda tradición de celebrar una semana cultural. A principios del curso, se decide un tema sobre el que girará toda la semana. Durante los meses siguientes, y más intensamente durante las semanas previas, se trabajan en las clases actividades relacionadas con el tema de la semana, se organizan los talleres que se llevarán a cabo y, finalmente, en los tres días que dura la celebración, se exponen todos los trabajos y se desarrollan todas las actividades.
El CPEB de Pola de Allande es un centro pequeño, con alumnos desde Educación Infantil a 4º de ESO, pero resulta muy gratificante comprobar cómo prácticamente todos los maestros y maestras, profesores y profesoras, alumnos y alumnas, aúnan esfuerzos para aprender divirtiéndose, trabajando en equipo, haciendo que los alumnos sean protagonistas, aunque sea solamente durante unos días.

Este año, el tema de la semana cultural fueron los cuentos populares y, bajo el lema “Érase una vez…”, mis alumnos de secundaria y yo hemos llevado a cabo varias actividades.

Reporteros de cuento

Hemos recordado, leído y contado varios cuentos populares apoyándonos en una selección elaborada por mi compañera Graciela. Y después, nos hemos planteado varias cuestiones:
¿Alguna vez os habéis preguntado qué pasa cuando se acaba un cuento? ¿De verdad os creéis eso de que fueron felices y comieron perdices?
A partir de aquí, los reporteros de 2º de ESO del CPEB Pola de Allande no han dudado en ponerse a investigar sobre el destino de algunos de los personajes de cuento más famosos. Los resultados de esta investigación son sorprendentes.

Cómics de cuento

Los Cuentos en verso para niños perversos, de Roal Dalh, dan mucho juego y abren un gran abanico de posibilidades invitando a la creatividad. Se trataba en esta ocasión de versionar los cuentos en cómic y la secuencia de actividades fue como sigue:
  • Lectura de los cuentos atendiendo a la versificación. 
  • Risas… y comentarios sobre los mismos. En el debate se incidió en las diferencias con los cuentos tradicionales que ya conocíamos.
  • Revisión de los elementos del cómic gracias a los materiales de Lourdes Domenech.
  • Juego y “cacharreo” con la herramienta TIC: Comic life.
  • Reparto de grupos y elección del cuento.
  • Preparación del guion gráfico.
  • Manos a la obra.
  • Resultado final: unas versiones divertidas, estudio agradable de otro género narrativo y “buen rollo” aprendiendo.
Pero aquí no para todo. Estamos reuniendo todas las actividades que hemos llevado a cabo y, en breve, publicaremos una web en la que tendremos las crónicas de los talleres, las actividades de nuestra exposición, el programa de televisión de la semana cultural, el “Happy” final…