Entradas

Sí, ya lo sé. Eso de los propósitos de año nuevo no va mucho conmigo. La anterior entrada de este blog lo demuestra. Hace dos años me proponía retomar el blog, pero desde aquel diciembre de 2016 no había vuelto a escribir. A ver si a la segunda va la vencida.
Es este un espacio mío, propio, un cajón de sastre personal, pero que compartía en la red. Un lugar en el cabía de todo, desde actividades de aula que quería contar, hasta cuestiones algo más personales pasando por reflexiones educativas, campañas por unas lecturas sin exámenes… Y, en el fondo, lo he echado de menos.
Contaba en aquella entrada de 2016 que ese verano había obtenido una plaza de funcionario después de seis años sin poder optar a ella por la no convocatoria de oposiciones. Estaba en mi año de prácticas que superé en junio de 2017. Además, tuve la gran suerte de que ese mismo curso me dieran mi plaza definitiva, a solo treinta minutos en coche desde Oviedo, donde resido. Y no solo eso: el IES Santa Cristina de Lena resulto ser un centro familiar, pequeño, casi rural, en Pola de Lena, en plena Cuenca Minera (aunque eso de “minera” ya casi queda en el pasado). Resultó, además, que mi alumnado es lo mejor del centro y allí también he encontrado a compañeros maravillosos con los que lo pasamos en grande desarrollando proyectos de todo tipo (mención especial a Sonia Fernández).

Y, ante este panorama “idílico”, ¿por qué no he seguido publicando en La bitácora? Después de pensar sobre ello, no tengo una única respuesta, quizá sean varias las razones.
Es evidente que la red ha cambiado. La publicación de una entrada en el blog conllevaba debates en forma de comentarios, ahora se hace a través de otro tipo de redes y los debates en Twitter se han vuelto ácidos, alejados de aquel claustro virtual de hace unos años. Además, muchos docentes tenían y publicaban en sus blogs de manera constante, lo que hacía que el contacto fuera más cercanos con aquellos compañeros y compañeras con los que se mantenía un vínculo más estrecho. Ahora, todo parece más diluido en Facebook o Twitter. Revisando mis blogs favoritos en La bitácora, muchos docentes (como es mi caso) hace meses e, incluso años, que no publican nada. Yo mismo he dejado de escribir entradas y comentarios y me he centrado mucho más en mis blogs de aula para ofrecer material a mi alumnado y contar allí, para ellos y ellas y las familias, el resultado de las experiencias y proyectos. Y eso que aún persisten nostálgicos y nostálgicas de los blogs y sus comienzos, aunque de forma mucho más esporádica. Ahí sigue Carlota Bloom, Toni Solano (quizá el más fiel al blog de todos nosotros), Bloggeando, Tres tizas…
Y es que siento nostalgia, nostalgia de abrir mi blog y ver si hay alguna novedad en los blogs “amigos” para leer sus nuevos artículos y comentarlos. Por eso he renovado La bitácora de la lengua, por eso me he propuesto comentar los blogs amigos, por eso quiero retomar este espacio con el que he disfrutado tanto y con el que me he puesto en contacto con grandes docentes y ya amigos que me han hecho aprender tanto.

De nuevo se acaba otra evaluación, de nuevo es obligado el repaso de lo hecho y lo conseguido (como también lo han hecho otros profes admirados por mí como Toni Solano o Mª José Chordá). De nuevo un nuevo centro (el CPEB Pola de Allande) y de nuevo un trabajo previo pero intenso de adaptación mutua entre mis alumnos y yo. De nuevo me encuentro con alumnado que nunca ha trabajado con las NNTT de forma continuada, que nunca ha trabajado un proyecto a medio o largo plazo y que está apegado a la fórmula de escuchar, hacer ejercicios, corregir y examen al canto.
Me voy a centrar en 2º de ESO, en donde creo el trabajo ha sido más intenso.
  • Hemos empezado activando la cuenta de correo corporativo (la Consejería de Asturias ofrece una cuenta ya en Primaria) ya que aún no habían trabajado nunca con el correo electrónico.
  • También necesitábamos un aula educativa. Tras trabajar con Edmodo el curso anterior, con la conexión de este año era imposible conectar, así que me he decidido por Redalumnos que, además de ser española y de resolver todas las dudas casi al momento, ofrece la posibilidad de que los alumnos también posean y gestionen su miniblog. Algunos ejemplos son los siguientes.
  • Esto ha resultado excelente para trabajar la destreza escritora. Los pasos para desarrollar esta destreza han sido los siguientes:
  1. Trabajo con los tipos de texto en clase.
  2. Propuesta de escritura creativa con indicaciones para escribir en casa.
  3. Entrega del trabajo escrito (borrador) al profesor para su corrección.
  4. Crear entrada en el blog personal con la versión definitiva. Así, el proceso de corrección de los alumnos se hacía más llevadera y, al tiempo, su blog iba tomando forma. De esta manera hemos trabajado el texto expositivo, el texto instructivo, la presentación personal.
  • Además, hemos continuado la labor del blog de aula, el Rinconín de segundo, con la exposición de los trabajos de los alumnos o la práctica de contenidos a través de actividades interactivas. Para hacer que los alumnos se familiarizaran con al blog, hemos repetido la experiencia de los Mindtraps, un pequeño incentivo para acceder al blog y realizar comentarios. También se puede acceder al resto de miniblogs de los alumnos desde la barra lateral.
  • Por supuesto, hemos aprovechado la celebración de algunos días para crear actividades, por ejemplo Halloween. En esta secuencia didáctica, había que investigar por grupos sobre aspectos relacionados con Halloween, exponer oralmente una presentación sobre monstruos favoritos o crear un pequeño diálogo con consejos para pasar un buen Halloween. Para ello, hemos aprovechado una excelente herramienta: Kerpoof, que permite, gracias a una cuenta de profesor, gestionar una clase de alumnos sin que estos necesiten su correo electrónico. Tiene muchas posibilidades, pero nosotros hemos creado una película con varias escenas. Los resultados se pueden ver en el blog de aula.
Pincha en la imagen

  • Por último, hay que destacar el trabajo lector. En esta evaluación hemos elegido Boy, de Roal Dahl. Se trata de una serie de relatos autobiográficos de la infancia del autor noruego. Hemos dedicado una sesión semanal a la lectura en clase y hemos aprovechado para crear nuestra propia autobiografía. Dentro del espíritu de las #lecturasinexamen, hemos diseñado un trabajo lectoescritor. Para cada capítulo de la obra, se proponía en clase una actividad escrita: mi familia, mi infancia, mis primeros años de colegio, mi lugar de vacaciones… Trabajábamos en clase la estructura de cada capítulo y, por imitación, con un trabajo guiado, los alumnos han creado su propio libro de relatos. El proceso ha sido similar al expuesto anteriormente con el blog, pero en esta ocasión la actividad ha sido totalmente 1.0. Como soporte físico de la versión definitiva, he tomado la idea del blog Lapicero mágico para unir la creatividad plástica y una actividad escrita. La verdad es que los resultados han sido estupendos en cuanto al contenido y al continente.
Boyfoto montaje Algunos ejemplos
La conclusión más positiva la tomo de las opiniones de los propios alumnos. Ellos mismos afirman haber aprendido pasándolo bien, mi objetivo prioritario y, muchas veces, tan difícil de lograr. Además, los resultados en cuanto a porcentaje de aprobados también ha sido muy alto. ¿Para qué pedir más?
Los períodos vacacionales siempre me sirven para ordenar, poner un poco de sentido en el caos que se ocasiona a lo largo de las evaluaciones y también para reflexionar y poner al día cosas olvidadas. Es el caso, por ejemplo, de dos presentaciones que no había publicado en este blog (una de ellas sí había aparecido en Palabras azules). He aprovechado para recuperar algunos enlaces que se habían roto por el cambio de nombre de mis blogs de aula y volver a ponerlas en liza por si a alguien le interesa lo que allí propongo.
La primera fue presentada en la II edición de Buenas prácticas TIC en el CITA de Peñaranda en 2012 y versa sobre algunas actividades TIC para fomentar la escritura creativa (ahora, tras más de un año, el número ha aumentado y es posible que haya una segunda parte).
La segunda, la uso en cursos o grupos de trabajo en mis centros cuando tengo que exponer la utilidad de los blogs educativos.

 Mar

Se acercó y le susurró al oído que si tenía que perderse en el mar sería con ella.

Procedencia: Stars above you

Algún día lo haría, le dijo. 
Solo con ella y por ella.
     Hace semanas que quería escribir esta entrada (ya lo decía en la última), pero nunca tenía tiempo (afortunadamente aún me falta). Y quiere esta ser una entrada positiva, de reivindicación, de ver el vaso medio lleno y de buen rollo dedicada a aquellos docentes (creo que todos) que algún día salimos de nuestros centros con la moral baja. Resulta que oigo cientos de veces durante cada curso quejas sobre la falta de interés de nuestros estudiantes, sobre su falta de esfuerzo, sobre su pasotismo. Pero quizá sus verdaderos intereses estén más ocultos, quizá no los sepamos ver o quizá el sistema, incluso, hace se sientan como Fito. Sí, quizá una parte de nuestro jóvenes merezcan nuestros reproches pero, de vez en cuando, centremos la mirada en esa otra parte que merecen nuestros elogios, aunque sea minoría (que no lo sé).
     Me gustaría hacer una reivindicación de nuestros jóvenes con ejemplos palpables y, de paso, reivindicar también otra de las bondades de las nuevas tecnologías, que son un medio estupendo para hacer público lo que a veces nos cuesta dar a conocer en privado, para explotar un talento que, por diversas causas, no sale a la luz en nuestro entorno o, simplemente, para ser el altavoz de lo que llevamos dentro. Pues esto precisamente es lo han hecho un grupo significativo de alumnos (algunos ya exalumnos) de mi centro actual, el IES Menéndez Pidal de Avilés. Mi compañera Dinora, a través de su blog, ha ido recogiendo muchos de estos sitios de sus alumnos.
     A continuación, una muestra. Haciendo un recorrido por estos sitios, podemos visitar espacios intimistas en los que domina la reflexión personal literaria como Cande s. m. o Cucuruchos. El blog de Carla Abejón (Perdida entre zapatos y complementos), podría ser perfectamente un referente de la moda juvenil. Otros blogs incluyen creaciones artísticas propias como el espacio de Samuel Armas, estudiante de arte; la pasión de Rubén (alumno mío este año) es la historia y lo refleja en su blog In situ. Y aún hay más que podéis consultar en el blog de mi compi.
     Y aún hay más. En el poco tiempo que llevo en el centro, he tenido la suerte de descubrir la pasión bloggera de varias de mis alumnas de segundo y tercer curso. Y es que se ha puesto de moda la escritura de blog-novelas. La pasión por la lectura de obras de sus autores favoritos (Federico Moccia, Francisco de Paula, Albert Espinosa, Javier Ruescas, Stephanie Meyer…) ha despertado también su pasión por escribir. El blog de Aida, de 2º de ESO, ya cuenta con seis capítulos de su novela Empecemos con un para siempre; Sara, de 3º de ESO ha escrito ya ocho capítulos de Te necesito a mi lado y tiene incluso un tráiler oficial. Catherine se ha quedado con ganas de más en la historia de Bella y Edward y se ha propuesto escribir una continuación. Os invito a que paseéis por sus páginas.
     Por último, no quería pasar por alto dos blogs de dos artistas en ciernes que, aunque no son alumnos del centro, merecen ser destacados por jóvenes y por artistas. Un artista del cómic como Héler Hélas, y un sitio en el que la fotografía y la poesía son protagonistas, Stars above you (de aquí he tomado la imagen que encabeza este post). Merece mucho la pena pasearse por sus imágenes y la poesía que las acompaña.
     Todos ellos y seguro que muchos más son una brizna de fresco optimismo que refuerzan la confianza en mis alumnos en particular (aunque a veces me saquen de quicio) y de los jóvenes en general.

Hace algunas semanas que, desde el INTEF (Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado) del Ministerio de Educación, se me ha concedido el honor de otorgarme el sello de Buenas Prácticas 2.0 y se ha publicado el artículo que acompaña a la concesión en el que hago un recorrido cronológico de mi pasos haca la integración de las TIC en el aula. En este enlace se puede leer completo.
En primer lugar, quiero dar las gracias al INTEF y, especialmente, a Paco Muñoz de la Peña por creer que mi trabajo y el de mis alumnos deben ser merecedores de un galardón que me hacía mucha ilusión recibir.
En segundo lugar, quería hacer hincapié, una vez más, en las satisfacciones que produce el uso de las TIC en clase. En lo personal, he podido sentir la enorme satisfacción de recibir una peonza en el último concurso de Espiral Edublogs, de ser elegido como ponente en las X Jornadas de intercambio de experiencias educativas de Avilés representando a la materia de lengua en la aplicacion de nuevas metodologías en el aula, o de recibir este sello.
Pero la satisfacción va más allá. Primero, al comprobar que la práctica totalidad de los alumnos dicen haber disfrutado y aprendido con el trabajo llevado a cabo (como lo demuestran algunos artículos escritos en la revista del insti que hemos resucitado este curso). También al recibir mail de madres felicitándonos por el trabajo hecho y, aún más emocionante, al recibir mensajes de ex-alumnas invitándome a pasar por su blog de recomendaciones lectoras, blog que han creado, según ellas, porque “en tus clases nos inculcaste la importancia de las nuevas tecnologías, asi que hemos decidido crear un blog con algunas reseñas de los libros que nos vamos leyendo, y más cosas que les pueden gustar a las jóvenes de 13 años”. El blog, que es una auténtica pasada, creado por alumnas de 1º de ESO, es este
Esto sí que emociona.
Finalmente, os dejo con el vídeo que grabamos para el INTEF, incluido en el artículo citado más arriba, en el que algunos de mis alumnos y alumnas de 1º y 2º hablan de sus experiencias con las TIC.


nygraffiticreator.com

Se termina el curso y llega el momento de la inevitable reflexión. Reflexión que hago, casi de manera inconsciente, de mi trabajo en 1º de Bachillerato. Aparte de la poca carga de horas y lo inabarcable del temario que ya he comentado a propósito del “secuestro” de Cervantes en Prezi, no tengo más remedio que hacer autocrítica y hacerme varias preguntas: ante la apatía de muchos de mis alumnos, ¿he respondido adecuadamente?, ¿he echado suficientes broncas o me he pasado a veces?, ¿he sabido animarlos y estar pendiente de ellos de manera suficiente?, ¿he sido demasiado tibio en darles ánimos cuando realmente hacían las cosas bien? Por si acaso no he sabido hacerlo tan bien como yo hubiera querido (chicos, espero tener vuestras respuestas en breve), desde aquí quiero que sepáis que, aunque me he desesperado con muchos de vosotr@s, he sabido valorar vuestros esfuerzos (que, por otra parte, también podían haber sido más constantes). Es por eso que quiero rendir un pequeño homenaje a aquellos que habéis iniciado la experiencia bloggera este curso, o la habéis mantenido desde cursos anteriores. Me ha entusiasmado cómo habéis plasmado en vuestros espacios personales vuestras inquietudes personales y políticas, vuestras aficiones, vuestros gustos artísticos. Sin duda es una de las mayores satifacciones del curso para mí.
Lucía, alumna del bachillerato artístico, acompaña sus estupendas fotografías con, como yo se los he calificado, “chispazos líricos” o reflexiones poéticas. (¡Por favor, deja de escribir los acentos al revés, que me pone de los nervios!).
Julián Rubio es un apasionado de los aviones, algo que queda patente en su espacio web.

Alejandro se inclina más por los asuntos políticos y cinéfilos. Me encanta comprobar que aún existen inquietudes y curiosidad entre nuestros alumnos.

También querría citar a Lucía, Lorena, Jorge, Luisa, Eva… espero que continuéis con el blog, tratadlo como un pequeño espacio personal, cuidadlo, mimadlo, y escribid: la escritura es terapéutica.
Desde que he empezado a usar de manera frecuente los blogs, primero como páginas de consulta y luego como creador de uno, no han sido pocas las personas que me han hecho la pregunta. Yo mismo me lo he cuestionado en varias ocasiones. El otro día, sin ir más lejos, uno de mis alumnos, al presentar en clase el blog e ir comentando la forma, sus partes… me interrumpió de repente y me espetó: “Profe, y todo esto, ¿para qué te sirve?”. Intenté responder a la pregunta explicando las excelencias de sus varias utilidades, pero no estoy seguro de haberlo convencido. Así que, como siempre me ha parecido que la experiencia de los demás puede ayudarnos en todo lo que nos proponemos, aquí os dejo una presentación elaborada por otro profe de lengua, Pedro Alcaraz, del IES Pedro Peñalver. Espero que os sea de utilidad para comprender lo que es un blog y cómo puede resultar útil en el día a día de la labor docente.