Tras las últimas entradas veraniegas, con premios sellos y protestas, me reencuentro con las entradas que realmente me gustan, con aquellas en las que muestro actividades que hemos llevado a cabo en clase y nuevas herramientas que vamos utilizando.
Se trata esta vez de una nueva actividad relacionada con el “storytelling” digital: hemos escrito cuentos en 1º de ESO con Storyjumper. Ya hemos usado y descrito en posts anteriores otras herramientas de este tipo que se encuentran disponibles bajo la etiqueta storytelling en este blog.
La secuenciación de la tarea ha sido parecida a la que hemos usado en otras ocasiones:
  • Desarrollo de un par de sesiones en las que nos detuvimos en los contenidos curriculares relacionados con el cuento (previamente ya habíamos tratado el género narrativo).
  • Entrega (en papel y blog) y lectura de las instrucciones de la actividad y fichas de autoevaluación y rúbrica de evaluación. Una de las instrucciones era que los cuentos creados tuvieran una enseñanza, de ahí el título de la actividad. En esta ocasión, también se proporcionaron las claves de acceso que la propia herramienta genera.
  • Aprendizaje del manejo de Storyjumper (estos alumno ya habían usado Tikatok y su uso es similar).
  • Manos a la obra y rienda suelta a la creatividad.
Aquí dejo la ficha de instrucciones que les fue entregada a los alumnos.

Cuentos que enseñan

En cuanto a la herramienta, hay varios aspectos que la hacen muy interesante para su uso en el aula, sobre todo para el tercer ciclo de primaria y primeros cursos de ESO:
  • En primer lugar, el profesor puede crear sus propias clases, con los nombre de usuario y claves correspondientes, con lo que nos ahorramos la engorrosa tarea de que los alumnos creen su propia cuenta.
  • Además, el profesor puede comenzar y finalizar las clases desde su perfil para que los alumnos solo puedan acceder durante el tiempo de clase si así se desea.
  • También es interesante para los más pequeños el nivel de seguridad: si el alumno quiere acceder desde casa y la clase está cerrada, puede hacerlo introduciendo el correo electrónico de sus padres y una clave que ya se proporciona.
  • Otra ventaja respecto a otras herramientas es que que existen muchos “props” (fondos, personajes, objetos…) que incluye la propia herramienta sin tener que acudir a imágenes de Internet, aunque también ofrece esa posibilidad.
  • La única pega es que no ofrece código para incrustar. Lo hemos arreglado incluyendo el enlace correspondiente en las siguientes imágenes, que  son una muestra del resultado final:

3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.