Cada vez uso menos herramientas digitales

Esta es una de las conclusiones a las que he llegado tras reflexionar a la hora de preparar la última formación que he hecho.

El pasado mes de mayo, el centro del profesorado de mi zona, el CPR Cuencas Mineras, me solicitaba una unidad formativa sobre herramientas educativas digitales, un tema que se puso muy de moda por razones evidentes a partir del pasado marzo.

El caso es que, cada formación que doy me da la oportunidad de pararme a pensar, reflexionar, organizar y, finalmente, aprender en el proceso. Tras esa fase de meditación, reúno algunos puntos importantes que debemos tener en cuenta a la hora de usar herramientas digitales con el alumnado.

  • En primer lugar, debemos destacar la importancia de elaborar un Plan Digital de Centro que integre y coordine todas las actuaciones de la competencia digital para que nuestro alumnado acabe desarrollando esa competencia de manera real y no simplemente sepa manejar aplicaciones sin integración real en su aprendizaje. Este enlace del INTEF puede ayudar, y mucho.
  • Además, debemos fomentar el uso obligatorio de las herramientas oficiales que la Consejería de cada comunidad nos proporciona. Es el caso de Office 365 en Asturias o la suite de Google en otras comunidades. Estos paquetes ofrecen las necesidades básicas y algo más importante: seguridad y respaldo legal. Es evidente que me gustaría usar software libre en todas las ocasiones, pero hay que ser realistas en este aspecto. Está en nuestras manos inculcar en nuestras alumnas y alumnos la importancia de proteger sus datos en la medida de lo posible.
  • Y de aquí deriva otra conclusión: cada vez son necesarias menos herramientas más allá de las “oficiales”. No solo porque estas cubren un amplio espectro de funciones, sino porque debe existir una coordinación de centro para usar unas herramientas y no “volver loco” al alumnado. Si elegimos bien esas herramientas y comenzamos a usarlas gradualmente, el alumnado, año a año, irá aumentando su destreza y deberá aprender a usar una herramienta nueva cada curso para el mismo objetivo.
  • Por último, me gustaría ofrecer una serie de criterios para poder elegir herramientas digitales más allá de las de Microsoft o Google:
    • Deben ofrecer algo más de lo que ofrecen las herramientas que la Consejería nos pone a disposición.
    • Deben ser seguras, ofrecer confianza.
    • Deben desarrollar la creatividad.
    • Deber fomentar la colaboración.
    • Y, por último, y no menos importante, deben ser sencillas o, por lo menos, su curva de aprendizaje no debe ser pronunciada.

Para resumir todo esto, dejo dos recursos:

  • El primero es una infografía que resume las principales característocas, beneficios y contras de “TOP 3”: Genially, Canva y Padlet.
  • El segundo de los recursos es una lista de reproducción con los vídeos que preparé para esa formación online y en las que explico cómo uso yo esas herramientas en el aula con ejemplos de actividades y tareas.

Espero que sea de utilidad.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.